Obreros insurrectos amenazan con hacer volar una fabrica en Francia.

Dos bombonas de gas y cocktails molotov, situados en el tejado, amenazan con hacer estallar la fábrica.

Las negociaciones debían retomarse hoy viernes noche, a partir de las 22h en Crépy-en-Valois y prolongarse durante la noche. Es lo que acaban de decidir los asalariados de Sodimatex quienes esperan llegar a la firma de un acuerdo. Mientras se llevan acabo las negociaciones, el resto de los empleados continúan con la ocupación de sus puestos de trabajo.

Hacia las 20h, la tensión aumentaba poco a poco. La reunión de la última oportunidad de los asalariados de Sodimatex acabó en el ayuntamiento de Carepy-en-Valois, en un ambiente de derrota. Los asalariados que amenazaban con hacer estallar la fábrica, condenada al cierre, estaban repartidos en toda la fábrica enfadados y decepcionados.

La confusión estaba a la orden del día, y la abogada de los asalariados era llamada de forma inesperada a la mesa de negociaciones. La mesa de negociaciones, presidida por el gobernador civil del departamento de Oise mediando entre los representantes de los asalariados y la directiva del grupo Trèves, propietaria de Sodimatex. La suma de las indemnizaciones no fué desvelada y la dirección quería nombrar a un nuevo conciliador. “O ganamos, o esto explota” anunció Eric Lemoine, delegado del personal antes de volver a la fábrica con el resto de los asalariados.

Frente a la fábrica de moquetas para coches, unos 80 CRS (antidisturbios) siguen preparados así como un camión de bomberos. Los rollos de moqueta continúan ardiendo y un humo espeso negro invade el ambiente. Los asalariados encapuchados permanecen en el tejado. Dos bombonas de gas y, cocktails molotov, situados en el tejado, amenazan con hacer estallar la fábrica.

“Tengo miedo por ellos, también tengo miedo por nuestra ciudad” declara el alcalde de UMP (partido de Sarkozy) de la ciudad de Arnaud Foubert, esperando “que no haya actos de desesperación que se lleven acabo”. Por su parte el ministro de Industria Christian Estrosi a condenado “la actitud inaceptable de una minoria”, llamanndo al conjunto de las partes a otra reunión de conciliación el próximo martes.

La tensión aumenta

Desde el jueves una cuarentena de asalariados amenazan con hacer estallar una cisterna de gas para reclamar un ERE mas justo tras el cierre programado de la empresa. Al iniciar la jornada del viernes, instalaron una bombona de gas con un dispositivo incendiario en el tejado de las instalaciones, al lado de la cisterna de gas recubierta de “palés” listos para arder. En los momentos mas tensos, incendiaron un container muy próximo a las instalaciones amenazando con una detonación a distancia y desplegando trapos y rollos de moquetas para impedir a las fuerzas del orden observar sus movimientos. Los bomberos, protegidos por la policia intervinieron para sofocar el incendio.

Jueves por la noche, los asalariados de Sodimatex instalaron “palés”, listos para arder, alrededor de la cisterna de gas exterior que sirve de alimentación a las carretillas elevadoras. En un ataque de desesperación , la cisterna se ha convertido en su última forma de presión para obtener un ERE digno de su nombre. “No somos delincuentes, somos seres humanos. Cansados, molestos, deprimidos, pero siempre motivados”, proclamaba François Heindryckx de 42 años de edad de los cuales 21 años trabajando para Sodimatex. Con sus compañeros analizaba el transcurso de la jornada del jueves que debía ser “una pequeña huelga simbólica” y acabó en un campo de batalla.

“Enviaron a la policía”

El Martes “enviaron a un conciliador que proponía una prima de 15.000 euros” explicaba su colega Fabrice Bel de 32 años, de los cuales 10 años en la empresa. Los obreros de Crépy se niegan a irse de la empresa con menos que sus compañeros de otra fábrica de Sodimatex, cerrada en 2006, que obtuvo 21.000euros además de las indemnizaciones.

Los huelguistas recibieron jueves noche el apoyo de Xavier Mathieu, líder carismático de Continental. Más temprano, durante la noche, el ayuntamiento de la ciudad les dio avituallamiento para la noche. El cierre de la fábrica, que emplea a 92 asalariados, fue anunciado para el l0 de abril del 2009. Desde entonces, la negociaciones sobre el ERE entre la dirección y los asalariados han fracasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: