HABLAN LAS MUJERES DEL ERPI

Mujeres base de apoyo del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), provenientes de varias comunidades de la Sierra de Guerrero, denunciaron asesinatos, y hostigamiento por parte del Ejército Mexicano, y los grupos paramilitares que asolan la región de la Costa Grande y la Tierra Caliente de Guerrero, y anunciaron que en las elecciones del próximo mes de julio no van a votar por ningún partido político.

En un recorrido de dos días por diversas comunidades serranas que simpatizan con el ERPI, las mujeres aseguraron que el gobierno (Ejército Mexicano), llega a sus comunidades encapuchados y protegiendo a los grupos paramilitares, según dijeron, financiados por el gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, y por el ex alcalde de Petatlán, Rogaciano Alba Alvarez.

Al final en una especie de mini asamblea algunas de las mujeres, provenientes de diversas comunidades de la sierra narraron parte de sus testimonios, la mayoría mostró enojo con lo que les ha sucedido, y otras más lo hicieron llorando.

De entrada, una mujer adulta, encapuchada, entre lágrimas recordó que el pasado 23 de mayo, su hijo de 19 años fue a Petatlán a surtir la despensa, y ahí fue desaparecido, a los dos días lo encontraron ejecutado y atado de pies y manos “apenas el lunes de la semana pasada lo enterramos, y eso no es justo, ya no queremos que bajen nuestros hijos”, dijo.

La plática de desarrolla en un hogar de madera, entre la niebla espesa y con la presencia de los habitantes de la comunidad. Ahí, otra mujer de nombre Blanca, su nombre en la clandestinidad, recordó que hace dos años le mataron a su hijo de 15 años cuando iba a apagar un incendio en el bosque.

Ella a nombre de sus compañeras lanzó una advertencia: “ya no nos vamos a dejar, por eso yo estoy en una columna del ERPI, al igual que los hijos de varias compañeras; nada nos han traído los gobiernos, prueba de ello es que las comunidades no tienen carreteras, ni centros de salud, y mucho menos médicos. El gobierno compra a Rogaciano (Alba) para que venga a hacer lo que quiere a las comunidades, agarra gente la tortura, y luego la mata. A mí hace poco tiempo me quisieron bajar de una camioneta, era la gente de Rogaciano, y de Marcelino Acosta, y Daniel Bautista, que son los que nos intimidan, pero no me dejé”

Mencionó que ya nadie quiere bajar a Petatlán, porque hasta las mujeres andan agarrando “ya tampoco los maestros quieren subir. No hay escuelas, hay cientos de niños sin recibir clases desde hace varios años. Andan diciendo ahora que van a agarrar a todos los niños y a la gente grande, y que los van a matar. Al que agarran ya no regresa”.

Otra señora contó que hace algunos años, se llevaron a siete personas de una comunidad, los torturaron y los mataron “luego sacaron a niños y mujeres para sacaron al sol, y todo el día se la pasaron llorando, y no las dejaban de dar de comer. Su papá de esta mujer- dijo señalando a una de las asistentes- lo agarraron también y le descarnaron los pies por debajo, y se lo llevaron al filo del cerro y lo ejecutaron”. A otro muchacho le fue peor, cuando bajó a Petatlán lo levantaron, se lo llevaron, y al poco rato apareció “capado” y con los testículos en la boca.

Una señora, de tez blanca, platicó que cuando vivía en su comunidad los paramilitares y soldados mataron a su papá, y posteriormente tuvo que huir con su familia a Cuernavaca, Morelos “allá estuvimos tres años, pero como ya no teníamos trabajo, decidimos regresar a nuestra comunidad porque no nos alcanzaba para vivir, y sobre todo para que mis hijos fueran a la escuela”.

Nuevamente Blanca, retomó la iniciativa “por eso no vamos a votar por nadie, porque el gobierno en Guerrero y en el país está apoyando a los meros narcotraficantes, y no a la gente pobre. Normalmente llega el gobierno encapuchado, y no sabemos por qué andan así, ya no podemos ni trabajar porque andamos con el miedo de que vengan por acá”. “Por eso yo desde hace tiempo no voto ni por presidentes, ni diputados o alcaldes, de qué sirve que votemos si no tenemos trabajo, ni escuelas, ni médicos y mucho menos hospitales. La última vez que voté fue por Zeferino Torreblanca, y de verdad estoy muy arrepentida de haberlo hecho, hoy el único camino que nos queda es el de las armas, y por eso varias de nosotras nos hemos integrado a las filas del ERPI”, precisó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: