Barricada y ataque contra iglesia en Buenos Aires, Argentina.

Comunicado:

En el día de ayer, 24 de marzo, ante un nuevo aniversario del ultimo golpe militar, mientras la Plaza de Mayo era copada por las Madres ahora aliadas al gobierno, en complicidad con varios punteros peronistas, y mientras la izquierda preparaba su procesión habitual en el Congreso, un grupo de compañerxs anarquistas decidimos escapar a la lógica del acarreamiento de borregos y de los lugares comunes donde mostrar un supuesto descontento, y dejar en claro que tanto en democracia como en dictadura el enemigo a destruir es la dominación entre la misma especie, y de la especie sobre la naturaleza.
NI DICTADURA, NI DEMOCRACIA, VIVA LA ANARQUIA.
Todo esto duro menos de 10 minutos, para cuando llego la policía, lxs compañerxs ya nos habíamos dispersado, sin problema alguno y ante sorpresa de estos subnormales, felices por mantener viva la llama de tantxs combatientes que hicieron de la subversión su praxis diaria. No querríamos dejar escapar esta ocasión para saludar a todxs nuestrxs compañerxs prisionerxs en diferentes regiones del mundo, aquí a Diego, a La Galle, a Leandro, y a tantxs otrxs mas…a Freddy Fuentevilla y Marcelo Villarroel, ahora secuestrados por el Estado chileno…a todxs lxs presxs en guerra y a los que día a día en las calles plantan cara al enemigo con los medios a su alcancé. En venganza por Mabel Guerra, asesinada por un prefecto en la villa 31, por Luciano Arruga, desaparecido tras ser encerrado y torturado en la comisaría de Lomas del Mirador, por Luciano Gonzáles, desaparecido tras la represión en Corcovado, en recuerdo del compañero Lambros Fountas, caído en combate ante la policía griega, al compañero Mauricio Morales, al compañero Diego Ríos, en fuga insurrecta burlando a las autoridades chilenas… Solidaridad con los presos en Huelga de Hambre en la unidad Nº de La Plata. Por la destrucción del Estado, sus defensores y sus falsos críticos. Contra la democracia, contra la dictadura, por la anarquía, por la libertad.

Es así, que siendo las tres y media de la tarde, atacamos la iglesia ubicada en Callao y Tucumán, en pleno centro porteño, mediante bombas de pinturas, piedras, y montando barricadas con neumáticos incendiados y demás cosas que encontramos a nuestro paso.

En el lugar se dejo una bandera colgada con una inscripción bien visible:

 

Pd.: No elegimos la iglesia como punto a atacar por el simple análisis de “apoyo al golpe militar”, sino por ser una entidad más a destruir, entidad que trascienden las formas de gobierno que se dan en determinado tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: